Ir al contenido principal

Estas son las cosas que no sabías que aumentan el colesterol


Tomando en cuenta que ésta es una condición que podría provocarte, la muerte, es súper importante que sepas cómo cuidarte.

Ciertas enfermedades

Según WebMD, ciertas enfermedades pueden elevar tu riesgo de colesterol alto. Éstas incluyen: hipotiroidismo, enfermedad renal crónica y algunas enfermedades hepáticas.

Historial familiar
Si tu historial familiar indica que tienes predisposición a colesterol alto… tendrás la misma predisposición genética. Desafortunadamente no hay forma de ganarle a los genes, pero no quiere decir que has perdido la guerra. Es súper importante que, en caso de perder una batalla, luches con mayor fuerza en otras.

Mala dieta

Existen factores de riesgo externos y modificables que aumentan la probabilidad de que alguien desarrolle lípidos elevados, como una dieta deficiente. Es decir, la ingesta excesiva de carbohidratos refinados, azúcares agregados y grasas saturadas.

Inactividad

Tener un estilo de vida sedentario puede incrementar tu riesgo de colesterol alto. Si tienes que pasar casi todo el día en una oficina, busca la oportunidad de salir al menos una vez a caminar. Y, de ser posible, levántate cada media hora y estírate cuando puedas.

Ciertos medicamentos

Algunos medicamentos incrementan los niveles de triglicéridos y disminuyen los niveles del buen colesterol (HDL). Éstos incluyen: diuréticos tiazídicos, betabloqueantes, estrógenos y corticosteroides.

Fumar

El cigarro es malísimo para tu salud en general, pero nuevos reportes incluyen que además puede incrementar tu riesgo a tener niveles altos de colesterol. ¿Necesitas más razones para dejar este mal vicio?

Tu edad

Cuando las mujeres entran en la menopausia, su colesterol va a incrementarse, así que es súper importante mejorar su dieta y activarse un poco más.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Descubren qué tipo de hombre atrae más a las mujeres

El aspecto físico del hombre sí que es importante para las mujeres, sugiere un reciente estudio.


Según acaba de desvelar un grupo de investigadores australianos, cuánto más fuerte parece un hombre, más atractivo es para las mujeres. Así lo determinaron tras realizar un experimento cuyos resultados han sido publicados en la revista Royal Society journal Proceedings B.
Durante la investigación, los científicos mostraron 160 fotografías de torsos masculinos a las participantes en el estudio y les pidieron que evaluaran lo atractivos que eran.

Casi por unanimidad, las mujeres señalaron a los cuerpos fuertes y musculosos como los más atractivos para ellas. Además, un factor adicional era la altura de los hombres: los más altos también se consideraban más atractivos.
Por el contrario, los hombres con exceso de peso no tuvieron mucho éxito entre las participantes. Sin embargo, si a pesar de tener un cierto sobrepeso, el hombre parecía ser fuerte, este todavía les parecía atractivo a muchas m…

El cerebro humano es capaz de 'ver' el futuro

Un estudio científico ha analizado la manera en que el cerebro 'predice' lo que están a punto de observar los órganos de la vista en un próximo movimiento.



Nuestro cerebro es capaz de 'espiar' el futuro inmediato mediante un ingenioso análisis predictivo que le permite anticiparse a la realidad que observan los ojos. Un grupo de neurocientíficos de la Universidad de Glasgow (Reino Unido) analizó esta habilidad de 'predecir' aquello que aún no hemos visto. Los resultados de este trabajo fueron publicados en la revista Scientific Reports. Los ojos se mueven y observan a nuestro alrededor antes de que el cerebro logre procesar esa información visual. Esto sucede con una frecuencia aproximada de cuatro veces por segundo, de modo que el cerebro debe procesar la imagen recibida y decidir el próximo movimiento de los ojos en apenas 250 milisegundos. De esta forma, para evitar que nuestra mirada se fije de manera errática en objetos irrelevantes o evitar el efecto reta…

Este es el motivo por el que algunas dietas no funcionan nunca

Cada organismo reacciona de manera individual a cada tipo de alimentación particular, señala un nuevo estudio.



Un grupo de investigadores de la Universidad de Texas A&M (EE.UU.) ha determinado la razón por la que algunas dietas no funcionan por mucho que tratemos de perder peso siguiéndolas. Según señala su estudio, publicado en la revista Genetics, la respuesta se halla en los rasgos genéticos de cada persona. Durante su investigación, los científicos analizaron cómo los organismos de ratones -que son similares a los humanos en su composición genética y en su propensión a desarrollar trastornos metabólicos- reaccionaron a cuatro populares dietas: una "al estilo americano", con alta cantidad de grasas y carbohidratos refinados; la dieta mediterránea; la japonesa; y la dieta Atkins o cetogénica, basada en una alta cantidad de proteínas y muy pocos carbohidratos. Los ratones fueron divididos en cuatro grupos según sus cepas genéticas. Tras seis meses de observación, los in…