domingo, 22 de octubre de 2017

Con estas 3 palabras descubrirás si ella te está engañando (la ciencia no miente)


Una aplicación de mensajes de Android sirvió a un grupo de investigadores para recopilar textos que revelaron, entre otras cosas, las tácticas que usan las mujeres cuando no dicen la verdad.



Cuando mentimos, puede que no nos crezca la nariz, aunque sí lo hace el tamaño de nuestros mensajes de texto. Esta es una de las conclusiones a las que ha llegado un grupo de investigadores de la Universidad de Cornell, en EE.UU., que ha llevado a cabo un estudio exhaustivo de conversaciones por móvil para inferir cómo las mentiras se relacionan con el uso de determinadas palabras e incluso con la longitud de los mensajes.
En el transcurso de siete días, el equipo recabó un total de 1.703 conversaciones gracias a una aplicación de mensajería de Android creada por ellos. Durante el estudio, publicado en arXiv, se realizó un recuento de palabras, clasificadas según el tipo de mensaje, así como por el género y la posición social del participante. También evaluaron los porcentajes de palabras dirigidas a uno mismo (yo/a mí), palabras orientadas a otros (tú/a ti) y vocablos evasivos (probablemente, posible, seguro, etc.).

Tan solo tres palabras

El análisis de las conversaciones reveló que las mujeres tienden a usar un mayor número de palabras cuando están mintiendo. "Las interlocutoras mentirosas crean un diálogo de una forma evasiva y, a menudo, usan la palabra 'quizás', el pronombre 'yo' y el verbo 'intentar'", remarcan.
Sin embargo, los hombres que mienten pueden ser más difíciles de descubrir, ya que carecen de muchos más signos lingüísticos, probablemente porque usan menos palabras en los mensajes.

El quid de la cuestión

Los investigadores han llegado a la conclusión de que los pronombres son particularmente importantes en el engaño, ya que uno elige activamente qué pronombres quiere usar al comunicarse."Los pronombres orientados a uno mismo muestran propiedad y responsabilidad, mientras que los pronombres orientados a otros pueden señalar distancia y la falta de responsabilidad", explican los expertos.
Del estudio se desprende que los mensajes de texto que contenían mentiras eran, por lo general, más largos. Por término medio, los textos con mentiras contenían 8 palabras, mientras que los textos verdaderos contenían 7. Asimismo, mientras las mujeres usan de promedio unas 8 palabras por mensaje de texto, la cifra sube a 9 cuando están mintiendo.

Diferencias con los hombres

El estudio también puso al descubierto que los hombres que están mintiendo son menos propensos a usar palabras orientadas a uno mismo que aquellas orientadas a otros. "Cuando dividimos los datos por género, vimos que las mujeres utilizan más palabras orientadas a uno mismo cuando mienten que los hombres, refutando nuestra hipótesis", escribieron los autores.
Asimismo, se descubrió que tanto los hombres como las mujeres usaban frases no comprometedoras cuando mienten, algo no ha sorprendido a los investigadores.

sábado, 21 de octubre de 2017

Estudio revela por el que las chimpancés huyen lo más lejos posible para dar a luz


Para las hembras de chimpancé con la 'baja por maternidad' comienza una de las etapas más preocupantes de su vida: los machos se convierten en sus feroces enemigos.



Las chimpancés que se prestan a ser madres abandonan su manada cuando están a punto de dar a luz y se retiran a las profundidades de los bosques, donde permanecen varias semanas o incluso meses después del parto. Hasta hace poco se desconocía el motivo de su desaparición temporal, pero un nuevo estudio apunta a que esta especie de 'baja por maternidad' es dictada por un instinto maternal de salvar a las crías de los machos de la manada.
El 2 de diciembre de 2014, Hitonaru Nishie y Michio Nakamura, investigadores de la Universidad de Kioto, fueron testigos de una escena espeluznante en los montes Mahale, en Tanzania. Una chimpancé parió frente a 20 miembros de su manada y enseguida su cría recién nacida fue arrebatada por un macho agresivo, que devoró el cuerpo entero del pequeño en una hora, reseña la revista 'New Scientist'.
La agresión en Tanzania fue el primer caso reportado de canibalismo hacia los chimpancés recién nacidos y, según Nishie, explica los motivos de la 'baja por maternidad' de las hembras, que se esconden de la manada hasta que sus crías se vuelvan lo suficientemente fuertes. Se sabe poco sobre los partos de chimpancés, de hecho, solo cinco de ellos han sido observados en la naturaleza, pero ahora la razón de una estadística tan escasa se esclarece.
Tatyana Humle, de la Universidad de Kent (Reino Unido), sostiene que el caso descrito por los científicos podría haber sido el primer embarazo de aquella hembra, que aún no sabía lo de la 'baja por maternidad'. De hecho, a la hora de parir a su siguiente cría, la chimpancé desapareció por un mes.
Humle señaló que el infanticidio, así como el canibalismo entre los chimpancés es extremadamente raro, y cree que estos brotes de violencia podrían deberse a la competencia por los recursos. Nishie también sostuvo que la cría de la chimpancé podría haber sido una fuente nutricional para el agresor.

Un recurso cotidiano amenaza la salud de dos millones de personas


Un nuevo estudio revela que una gran cantidad de personas que viven en las zonas rurales de EE.UU. se encuentran expuestos a un peligroso elemento tóxico.



Cerca de dos millones de personas podrían estar consumiendo altos niveles de arsénico —elemento extremadamente tóxico— junto con el agua que extraen de sus pozos privados, según concluye un estudio llevado a cabo por especialistas del Servicio Geológico de EE.UU. publicado este miércoles en la revista 'Environmental Science & Technology'.
El arsénico se acumula en las capas de sedimentos antiguos de la corteza terrestre y las zonas donde su concentración es mayor se encuentran diseminadas por todo el territorio estadounidense.
Al menos 44 millones de estadounidenses usan pozos privados, principalmente en áreas rurales que carecen de acceso a las redes de agua municipales y que, en gran medida, no se someten a la regulación estatal, expone el estudio. La responsabilidad de monitorear la calidad de agua la asumen los mismos propietarios de los pozos.
Para calcular el número de personas que quedan expuestas a estos riesgos relacionados con el consumo de arsénico, los científicos usaron datos sobre la geología de EE.UU., señalando las zonas con posibles concentraciones altas de ese elemento. Asimismo, determinaron donde se ubican los pozos privados, llegando a la conclusión de que alrededor de dos millones de personas consumen agua con altas concentraciones de arsénico, lo que supone más de 10 partes por billón (ppb).
Este elemento puede provocar graves problemas de salud de distinta índole. Según un estudio de la Universidad de Columbia, el consumo de agua con arsénico a temprana edad puede causar bajos niveles de coeficiente intelectual en los niños. Los especialistas del Servicio Geológico también señalan que estas aguas contaminadas pueden derivar en posibles problemas para el desarrollo del feto o incluso en parto prematuro
Las formaciones geológicas naturales no son la única fuente del arsénico en el agua, ya que este elemento se encuentra en ciertos pesticidas y se genera como un subproducto de centrales eléctricas de carbón, indica Quartz.

viernes, 20 de octubre de 2017

Descubren el pernicioso impacto del azúcar en el desarrollo de cáncer


"Este vínculo entre el azúcar y los tumores tiene consecuencias radicales", concluyen los investigadores del fenómeno.



Un grupo de científicos europeos ha encontrado un alarmante vínculo entre el consumo de azúcar y la hiperactividad de las células cancerosas. Tras nueve años de investigación, expertos belgas han comprobado cómo el efecto Warburg, fenómeno por el que las células cancerosas descomponen rápidamente los azúcares, estimula el crecimiento de los tumores.
Según se desprende de la investigación, los tumores convierten en lactato cantidades de azúcar significativamente más altas que los tejidos sanos. Al tratarse de una de las características más destacadas de las células cancerosas, este fenómeno ha sido ampliamente estudiado e incluso utilizado para detectar tumores cerebrales.
La investigación belga ha arrojado luz sobre la relación entre esta desviación metabólica y la potencia oncogénicaen las células cancerosas. "Este vínculo entre el azúcar y el cáncer tiene consecuencias radicales", sostiene el profesor Johan Thevelein. "Nuestra investigación revela cómo el consumo hiperactivo de azúcar por las células cancerosas conduce a un círculo vicioso de estimulación continua del desarrollo y crecimiento del cáncer", lo que explica "la correlación entre la fuerza del efecto de Warburg y la agresividad del tumor", añade el investigador.
Para llevar a cabo su descubrimiento, los científicos estudiaron las proteínas tipo Ras que se encuentran por lo común en las células tumorales y pueden causar formas mutadas de cáncer. Al usar la levadura como referencia, el equipo examinó la conexión entre la actividad de Ras y el metabolismo del azúcar, altamente activo en la levadura.
Según Thevelein, el estudio proporciona una base para futuras investigaciones en este ámbito, que podrían conducir a la modificación de la dieta de personas que padecen o corren el riesgo de desarrollar diferentes tipos de cáncer.

Estos son los secretos para una vida larga (lo dice la ciencia)


Los científicos siguen descubriendo las incógnitas detrás de la longevidad inusual de los residentes de un pueblo sureño italiano.



Cilento, una localidad montañosa ubicada al sur de Italia, sigue atrayendo la atención de la comunidad científica por la asombrosa longevidad de sus habitantes: en promedio, los hombres viven aquí hasta 85 años y las mujeres, hasta92. Es una de las así llamadas 'zonas azules', en las que la esperanza de vida es considerablemente más larga que en el resto del mundo.
Los investigadores siguen intentando explicar esta extraña peculiaridad. Recientemente, incluso han captado a dos centenares de voluntarios suecos para vivir en Cilento durante tres meses y aprender a vivir como los italianos que residen en este mágico lugar, informa 'The Local'.
Lo harán en el marco de una investigación del profesor Olle Melander, de la Universidad de Lund (Suecia), que quiere descubrir los secretos de la vida en esta localidad para tratar de llevarlos hasta su país natal. El investigador sueco sigue el ejemplo de un grupo internacional de expertos que el año pasado ya sugirieron varias explicaciones acerca de la longevidad de los habitantes de esta población.
En su trabajo, descubrieron que los adultos residentes de la zona tenían niveles bajos de adrenomedulina, una hormona con efecto vasodilatator. Además, sus vasos capilares se parecían a los de personas décadas más jóvenes, lo que es "un poderoso factor de protección", de acuerdo con estos científicos.
Asimismo, encontraron que entre los residentes ancianos de la ciudad "el sexo es desenfrenado", otro posible factor en su longevidad.
Los investigadores también señalaron que los habitantes del Cilento comían casi a diario romero, conocido por mejorar las funciones cerebrales, y practicaban diariamente alguna actividad física, como la pesca, caminatas o la jardinería.